Pacientes afectados por atrasos en procedimientos de neurocirugía

La procuradora adjunta, Claudia Maselli, y la defensora de la salud, Zulma Calderón, de la oficina del Procurador de los Derechos Humanos (PDH) realizaron una supervisión recientemente al área de neurocirugía del Hospital General San Juan de Dios. Durante la visita se estableció que, el sábado pasado, una persona de 14 años que esperaba ser intervenida falleció porque no recibió atención médica.

El PDH informó que entrevistó al 50 por ciento de los pacientes ingresados para conocer el panorama. En promedio, las personas en esa área del hospital tenían más de tres meses de estar ingresados para recibir tratamiento quirúrgico.

Además, de 24 pacientes ingresados hasta la fecha, 20 fueron afectados con retraso de entre dos y tres meses para ser intervenidos. Este retraso se debe a que el hospital lleva más de cuatro meses de no contar con fluoroscopio y que el área de neurocirugía no cuenta con intensivo, debido a que está siendo utilizado para atención de pacientes con COVID-19.

Debido a los atrasos, algunos pacientes sufren depresiones respiratorias y han sido intubados.

Fuente: https://elperiodico.com.gt

Deja un Comentario

Busca eventos